Publicado el

Masajeadores faciales: tratamiento de belleza

¿Aún no has probado los beneficios de un masaje facial? A medida que pasan los años, nuestra piel va mostrando las inclemencias del tiempo. Ya que nuestro cuerpo produce menos colágeno, haciendo que las arrugas aparezcan por doquier.

Por lo tanto, la piel del rostro va adquiriendo un aspecto cada vez más flácido y apagado, perdiendo luminosidad y envejeciendo a un ritmo más acelerado.

Uno de los tratamientos más efectivos en el mundo de la medicina estética es el masaje facial. ¿Quieres saber qué beneficios puede proporcionar? Aquí te dejo todo lo que debes hacer.

Envejecer es algo que no podemos evitar pero sí que hay distintos tratamientos que pueden desacelerar el proceso de una forma eficiente, haciendo que nuestra piel se mantenga mucho más joven durante más tiempo.

En este caso hablamos de los masajes faciales, esta es una técnica aplicada con las manos o con diferentes aparatos manuales o eléctricos que normalmente se lleva a cabo junto a la aplicación de distintos productos.

¿Para qué sirve y cómo funciona?

El área de acción se ubica en el rostro, y en ocasiones, en el cuello, con el objetivo de proporcionar varios beneficios como efectos tanto relajantes como activadores de la circulación.

Al presionar en distintos puntos de nuestro rostro, conseguimos estimular sus músculos, liberando tensiones y, a su vez, mejorando la circulación de los tejidos. De esta forma, podemos llegar a reactivar la producción de colágeno, lo que obviamente, tendrá un efecto rejuvenecedor en nuestro rostro.

El masaje facial se diferencia del masaje corporal en que, en el primero, las presiones deben estar adaptadas a la sensibilidad de una zona tan delicada como es el rostro.

Beneficios del masaje facial

Como te comentaba antes, uno de los mayores beneficios del masaje facial es que promueve la circulación sanguínea y el drenaje linfático, de tal manera que reduce la hinchazón y las ojeras.

Asi mismo, el masaje se vuelve más importante a medida que nos hacemos mayores ya que, con la edad, el drenaje linfático se bloquea y aumentan las probabilidades de que nos despertemos con la cara más hinchada.

Pero, todo esto tiene una solución y son los masajeadores faciales, aunque, decidir en cuál invertir puede ser complicado debido a que hoy en día hay muchas opciones. Ellas van desde los más sencillos como el rodillo de jade, que se utiliza para enfriar la piel o aliviar los músculos con exceso de trabajo, hasta las opciones que apuestan por los más tecnológicos, como el masajeador facial y de ojos SKANDAS, que cuenta con tratamientos específicos y cuatro tipos de masajes.

Está claro que el masaje facial puede llegar a tener un impacto increíble en el aspecto de nuestro rostro. Sin embargo, ¿conoces todos sus beneficios?

  • Rejuvenecimiento facial: a través de las presiones que activan la circulación y oxigenan la superficie de la piel.
  • Aumentar la producción de colágeno: que a su vez, evita la aparición prematura de arrugas.
  • Disminuir los efectos del estrés: al ser un tratamiento relajante, nos desharemos de los efectos visibles del estrés en nuestro rostro que tanto perjudican a su aspecto, como por ejemplo las bolsas debajo de los ojos.
  • Mejorar el estado de ánimo: gracias a este tipo de tratamientos cosméticos, conseguiremos sentirnos mejor con nosotros mismos, a la vez de estar más relajados y animados.
  • Reducción de la flacidez de la piel del rostro.

¿Cómo elegir un masajeador facial?

En el mercado podrás encontrar una gran variedad de masajeadores faciles, por lo que la compra puede llegar a abrumarte. Pero antes, debes tener en cuenta algunos factores:

Mecanismo de rotación o vibración

Si lo que estás buscando es aliviar la circulación sanguínea y limpiar la piel dejando los poros como nuevos, te recomiendo los masajeadores con mecanismos de rotación. Pero, amdeás de esta función, muchos masajeadores faciales eléctricos emiten una vibración que ayuda a relajarse, por lo que la combinación de los dos mecanismos es la más completa y la que te dará una mejor experiencia.

Calor

Además del mecanismo de rotación y vibración, muchos de estos masajeadores eléctricos también emiten calor. Lo cual es perfecto para mejorar y activar la circulación sanguínea del rostro.

Diseño ergonómico

Por otro lado, el diseño de tu masajeador es muy importante. En este apartado te recomiendo escoger un masajeador portátil y ligero que sea fácil de manejar y transportar. Lo ideal es que se pueda controlar con una mano y de forma sencilla. También debes tener en cuenta que algunos masajeadores faciales funcionan con batería y otros con pilas, por lo que hay que elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Fácil de limpiar

Igualmente, sobre la limipeza es bueno invertir en masajeadores de bajo mantenimiento y que se puedan limpiar con agua y un limpiador normal. Esto te ahorrará mucho tiempo y energía, pero también dinero.

Precio

Por último pero no menos importante, el precio. Hay muchos tipos de masajeadores faciales y su precio puede variar en función de las características que tenga cada uno de ellos: mecanismo, si incluye batería, la forma, tamaño, etc. Todo dependerá de tus gustos y necesidades.

Los masajeadores faciales pueden ser herramientas extremadamente relajantes para el día a día, por lo que es importante que inviertas algo de tiempo en recopilar toda la información que necesitas antes de hacer tu compra.

Tipos de masajeadores faciales

Teniendo siempre en cuenta los factores que te mencionaba en el punto anterior. Estos son algunos de los masajeadores faciales más comunes que encontrás en cualquier tienda de cuidado facial:

Rodillos frontales

Este es el tipo de masajeador manual más común y económico que podrás encontrar en cualquier farmacia. Exiten muchos tipos diferentes de rodillos faciales disponibles: rodillos de piedra de jade o cuarzo rosa, rodillo de madera, masajeador de mandíbulas con tachuelas e, incluso, rodillos metálicos con púas.

Los escultores faciales

Ésta es una herramienta de metal relajante y refrescante que imita las acciones de los nudillos de un facialista en tu piel. Puedes guardar este masajeador en el refrigerador para que cuando la uses estén frías y al amasar suavemente la piel queda como resultado una apariencia firme y tonificada, casi como un estiramiento facial en tu propia casa.

Varilla de barra en T con pilas

Como su nombre lo indica este masajeador funciona con baterías. Una varita vibratoria en forma de T que puede reproducir la acción de los costosos masajeadores faciales que se encuentran en los salones de belleza. Este tipo de masajeador facial ayuda a relajar los músculos faciales, disolviendo la tensión y tonificando los pómulos. Te recomiendo usarlo con tu crema hidratante o serum ya que ayuda a una mejor absorción de los productos.

Masajeador limpiador

El masajeador tipo limpiador mejorará la acción de la limpieza profunda cuando lavar tu rostro. Utilizando movimientos de pulsación relajante canalizada a través de un molde de silicona. Un masajeador limpiador puede ayudarte a eliminar la suciedad, el aceite, los residuos de maquillaje y las células muertas de la piel. También limpia y exfolia la piel, pero sin ser rudo con tu piel, como pueden ser los exfoliantes externos.

Masajeador de ojos eléctrico

Agregar un masajeador de ojos a tu rutina de cuidado de la piel puede hacer que tus ojos se vean más despiertos y brillantes incluso los días en que no has dormido bien. Este tipo de masajeador proporcionará el nivel correcto de presión en el área sensible de los ojos, lo que ayudará a una mejor absorción de las cremas y sueros para esa zona tan delicada.